AJÍ DE AGUACATE



Amo con locura el aguacate y es una de las frutas que más extraño estando lejos de Colombia. Afortunadamente la oferta de aguacate en Alemania ha aumentado y en los últimos años, al menos en Berlín es mucho más fácil y económicamente accesible comprar aguacates. Muchas veces en supermercados como Rewe los puedes encontrar a 90 centavos de euro. Esto puede variar un poco dependiendo de dónde vivas tanto en Alemania como en su capital. Para mí los aguacates que más me gustan son los de Edeka y Kaufland, son los que menos me han salido malos.


Este ají que les comparto hoy me encanta hacerlo y comérmelo con empanadas, tostadas de plátano verde, carne asada, pollo, papa cocida o frita, arepa, arroz, yuca. Sabe rico hasta sobre el pan para un desayuno y encima un huevo pochado... ¡yummy!


Si no te gusta el picante simplemente no le agregues el ají. A esta preparación también le puedes agregar tomate finamente picado, pimentón rojo, cebolla roja o ajo en polvo. Encuentra la manera que más te guste para hacerlo.


Ingredientes:

  • 2 a 3 aguacates grandes (yo usé los Hass que son los más comunes en Alemania)

  • 2 tallos de cebolla verde (cebolla larga-cebolleta) picados muy finamente

  • 1-2 ajís-chilli (opcional-depende de lo picante que te guste) cortado finamente y sin las semillas, si no tienes, puedes reemplazar por la salsa picante que tengas

  • 1 chorrito de aceite de oliva (si te molesta el sabor, utiliza otro aceite vegetal como canola)

  • 1 jugo de una lima (al que le llamamos limón en Colombia) o al gusto

  • 1 manojo de cilantro o al gusto, finamente picado

  • Sal y pimienta al gusto

Preparación:


Agrega los aguacates previamente cortados en pedazos a un bowl y aplástalos con un tenedor. Está bien dejar trozos pequeños para que la textura no quede completamente homogénea. Agregar al bowl el cilantro cortado muy finamente y la cebolla de cortada de igual forma. Revuelve y agrega el ají o chili al gusto, el jugo de limón, la sal, la pimienta y el aceite. Mezcla bien todos los ingredientes, prueba un poco para corregir el sabor según tu gusto y listo. Puedes guardarlo en la nevera bien tapado hasta por 3 días. Asegúrate de echarle un poquito más de limón y aceite para que te dure más. Yo prefiero siempre comerme este ají el mismo día.


¡Que lo disfrutes!




¡Gracias por visitar mi página! Déjame saber si te gustó este post y si quieres saber qué más cocino día a día y otros detalles de mi vida en Alemania sígueme en mis redes sociales:


Instagram

Facebook

Youtube


Con amor y sazón, La Negrita.