Curry con Soya Texturizada

Una manera efectiva para incluir más vegetales en tu alimentación.

Una de las comidas que encuentro fascinante es la Hindú. Amo el curry en todas sus formas, y aquí en Berlin es fácil encontrar diferentes especias para cocinar este tipo de platos. Cuando preparo curry aprovecho para incluir bastantes vegetales y así tratar de cumplir con mi ingesta diaria. También aprovecho para preparar este plato cuando tengo que acabar con los vegetales que están a punto de dañarse.


Propiedades de las especias


El curry no es una sola especia como tal, si no una mezcla. Existen varios tipo como el amarillo, el rojo y el verde. Algunas de las especias que lo componen son el comino, jengibre, semillas de cilantro, canela, cúrcuma, nuez moscada, granos de mostaza, pimienta y el cardamomo.


El amarillo es mi preferido por su alto contenido de cúrcuma (por esto el color que tiene) y los beneficios que nos ofrece. Esta es una especia a la que se le atribuyen propiedades anti inflamatorias y antioxidantes, pues nos ayudan a combatir los famosos radicales libres, aquellos que causan el envejecimiento celular.


Soya Texturizada: Alternativa sostenible y saludable


En esta oportunidad reemplacé la proteína animal por soya texturizada, de la que me he vuelto fan. En Alemania ya es muy fácil conseguirla y en Colombia siempre la conocí como Carve, pero jamás la probé.


La soya texturizada es una buena opción para veganos, vegetarianos o si buscas reducir tu consumo de proteína animal, siempre asegúrate de sumergirla antes en agua o en caldo vegetal y condimentarla con especias para que no te sepa tan simple.


Raramente calculo la cantidad de ingredientes en mis recetas, así que intentaré darte un aproximado de cuanto utilicé para que lo tengas como una guía.


Ingredientes

  • 1 taza sin remojar de soya texturizada

  • 1 pimentón rojo

  • 1 pimentón amarillo

  • 1 cebolla larga

  • Gengibre rallado al gusto

  • 2 zanahorias medianas

  • 2 dientes de ajo

  • 1 cebolla cabezona

  • Cúrcuma al gusto (opcional porque el curry ya la tiene)

  • Sal y pimienta al gusto

  • 1 lata de leche de coco

  • 2 cdas Curry amarillo en polvo (puede ser en pasta también)

  • Cilantro al gusto

  • 1 cda de aceite de coco o de oliva virgen

  • Hojuelas de chili (opcional)


Preparación


Remoja con anticipación la soya y luego escúrrela. En una sartén agregas el aceite, luego la cebolla cabezona, el ajo y el jengibre. Saltea por 3 minutos y luego agrega la soya. Seguido agrega los pimentones cortados en julianas y las zanahorias. Revuelve. Cuando los ingredientes estén más incorporados, agrega la leche de coco, el curry en polvo y sazona al gusto con sal, pimienta y hojuelas de chili si deseas (a mi me gusta un poco picante). Agrega por último la cebolla larga para que le de más sabor, deja cocinar por otros 3 minutos aproximadamente y sirve.


Este curry lo puedes acompañar con arroz, quinoa, fideos o con lo que más te guste . En este caso preparé arroz negro. ¡Decora con cilantro y disfruta!

¡Gracias por visitar mi página! Déjame saber si te gustó este post y si quieres saber qué más cocino día a día y otros detalles de mi vida en Alemania sígueme en mis redes sociales:


Instagram

Facebook

Youtube


Con amor y sazón, La Negrita.

  • Negro del icono de YouTube
  • Instagram

SUBSCRÍBETE 

Berlin, Alemania

COPYRIGHT © 2020 COLOMBIAN FOODIE